El Mundo del Té

Los hay para todos los gustos, colores e incluso formas de tomarlo, el té se cuela en nuestras vidas no solo como una bebida, también como un momento clave del día.

Da igual como lo tomes, para el desayuno, a media tarde, frío, caliente, en taza de porcelana o en vaso de cartón…esta infusión, además de alegrarnos el paladar, es considerado un elemento beneficioso para el cuerpo y la mente.

Hay tantos tipos de té como personas que lo toman. Sin más dilación, y en menos de lo que se tarda en servirlo, os contamos algunas curiosidades acerca de ellos ¿Preparado?

Un gran desconocido, el té blanco:

Es casi un desconocido en occidente a pesar de tener más propiedades antioxidantes que el té verde, ya que se obtiene directamente de los brotes nuevos. Su sabor es delicado y suave al paladar. Además, es capaz de prevenir el envejecimiento de los tejidos, o reducir con eficiencia el riesgo de padecer ciertas enfermedades.

El té rojo:

Con un peculiar sabor algo fuerte y terroso, el té rojo cuenta con propiedades sorprendentes que ayudan a disminuir el nivel de grasas en sangre, también tiene efecto diurético, por lo que ayuda a eliminar líquidos y a mejorar la digestión. Se postula como la mejor medicina contra la temida resaca.

Té Verde:

Sus múltiples propiedades y beneficios lo han convertido en el más conocido y consumido, ya que supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente. Su sabor, suave y agradable lo convierte en una apuesta segura para desayunos, meriendas y todo tipo de reuniones, aunque debido a sus innumerables beneficios también es ideal para sorprender con dulzura a quien más quieras.

newsletter

recibe todo en tu email

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias y no te pierdas las últimas novedades que vayamos horneando!

Suscríbete

social

síguenos en redes sociales

Buscar

Dejar una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se publicará.